comen los gatos
Mascotas

¿Qué pueden y qué no pueden comer los gatos?

Lo que pueden y no comer los gatos

La nutrición es una base fundamental para los seres vivos, esta debe ser equilibrada y nutritiva para mantener una buena salud. Para una buena alimentación de nuestros felinos caseros se debe definir en función del peso y la edad para saber la cantidad de calorías que necesita.

Casi todos sabemos que son mascotas carnívoras, aunque también pueden comer otros alimentos en justa medida y con una previa autorización del veterinario. La amplia variedad de nutrientes que necesitan los gatos se encuentran en su mayoría en las carnes, por eso, una vida vegetariana sería perjudicial para su salud.

Comidas que pueden comer los gatos

Debido a que son carnívoros por naturaleza, a los gatos les encanta la carne de res, de cerdo, el pescado pero comúnmente prefieren el atún, salmón y el rape, los jamones, el pollo y el pavo, pero hay que evitar darle la piel debido a que contiene mucha grasa. Lo ideal es servirle las carnes cocidas así se evitará posibles parasitosis.

La leche y sus derivados también pueden ser consumidos por los gatos pero con mucha moderación, ya que la leche puede provocarle problemas digestivos y diarreas, si es posible se puede dar leche deslactosada.

También se les puede dar yogurt pero es mejor sin sabor y sin azúcar. El queso es otro alimento que les agrada, de esta forma le vamos a proporcionar calcio a su dieta. Pero siempre es necesario consultar con su médico veterinario.

Arroz, pasta y galletas también pueden comer los gatos pero en pocas cantidades y las galletas preferiblemente con poca azúcar.

 comen los gatos

Alimentación para gatos pequeños

Durante las primeras 4 semanas de vida de estos felinos es necesario que se alimenten con leche materna, por medio de esta adquieren todos los nutrientes necesarios para desarrollar sus defensas e inmunidad.

Si la madre del gato no lo puede amamantar por algún motivo, se le debe alimentar con leche maternizada y darse por medio de una jeringa o un biberón. Después de esas cuatro semanas el gatito está listo para empezar a ingerir comida sólida, tanto comercial como casera.

Luego del llamado destete los gatitos necesitan comer mucha proteína para desarrollar sus órganos y sentidos para crecer sano y fuerte. En la industria existen muchas marcas de alimentos para gatos, divididas para adultos y cachorros, es importante elegir la ideal.

A partir de los 6 meses de vida el gato sigue siendo cachorro, aunque crece un poco más lento y la alimentación debe cambiar, sobre todo si se esteriliza ya que esto hace que los gatos tienden a engordar.

Alimentación para gatos adultos

Para los gatos adultos existen una amplia variedad de productos procesados en el mercado, algunos para razas específicas, comidas enlatadas, galletas fortificadas, golosinas y demás. Es importante consultar con el veterinario y determinar lo que el gato puede o debería consumir.

Los gatos adultos ya han desarrollado todas sus cualidades de cazador, y en algún momento los veremos jugando con sus presas, estas suelen ser ratones, pequeños mamíferos, reptiles, pequeños roedores, insectos, aves entre otros.

Comidas que no pueden comer los gatos

Hay ciertos alimentos que los gatos no pueden procesar de forma adecuada, como la mayoría de las frutas y verduras. El café, té o el chocolate contiene teobromina que les puede hacer sufrir diarrea, úlceras, vómitos y deshidratación.

Ni a los perros como a los gatos, está permitido darles chocolate, café o té, estas sustancias también pueden causar convulsiones o hasta la muerte del animal, debido a fallos en el sistema nervioso.

Las uvas y las pasas pueden afectar de forma negativa los riñones del gato, causar diarreas y malestares físicos. Los cítricos como las naranjas, limones, pomelos, también les puede generar estos síntomas.

La cebolla, el puerro o el cebollín pueden destruirles los glóbulos rojos y causar anemia, los tomates y las papas también pueden perjudicar la digestión de los gatos ya que tienen un tracto intestinal muy corto para  digerir las verduras.

Los gatos tampoco deben consumir comida para perros, el exceso de sal en los embutidos puede causar en los gatos hipertensión y problemas renales, en cuanto a los dulces, el azúcar puede causar exceso de insulina o insuficiencia hepática.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *