Prevención y Cuidados

¿Cuáles son las Leyes de protección de los animales salvajes?

Leyes de los Animales Salvajes 

En Colombia, la Ley 84 de 1989 estipula un estatuto para proteger a los animales, con la excepción de las corridas de toros y las peleas de gallos, que se consideran parte de la Cultura del país. A pesar de contar con una legislación contra el tráfico de animales, Colombia es una de las principales fuentes y rutas de tráfico de animales en el mundo.

Ley 1774, modificación de la Ley 84 de 1989

La Ley 1774,  modifica el Estatuto de Protección de los Animales Ley 84 de 1989, cambiando el Código Civil y el Código Penal. Por ello, la Ley 1774 transforma el estatus de los animales en el sistema legal, declarando que todos los animales son seres sensibles, sujetos a una protección especial contra el dolor y el sufrimiento. 

El deber de protección de los animales, se establece como una responsabilidad colectiva en la que el gobierno y los ciudadanos están obligados a ayudar y proteger a los animales. Los ciudadanos tienen el deber de informar cuando un animal es objeto de crueldad. Por ello, las autoridades tienen el deber de tomar medidas en las 24 horas siguientes a la recepción de un informe sobre la crueldad animal.

La crueldad hacia los animales se considera ahora un delito que puede ser castigado con penas de prisión de hasta 36 meses y multas de hasta 46.874 dólares canadienses (alrededor de 17.000 dólares estadounidenses). 

Las penas por incurrir en estas acciones se incrementan significativamente en comparación con las penas establecidas en la Ley 84. Esta ley no define específicamente los animales que están cubiertos por las nuevas normas. 

Sin embargo, la sección añadida al Código Penal, Artículo 339A, dice que, quien, por cualquier medio o procedimiento, maltrate a una mascota, a un animal domado, a un animal salvaje vertebrado o a un vertebrado exótico, causándole la muerte o lesiones que perjudiquen gravemente su salud o integridad física, incurrirá en una pena de prisión de doce (12) a treinta y seis (36) meses, siempre que tales acciones no se consideren excepciones. Algunas de las excepciones a esta ley son las corridas de toros y sus variantes, así como las peleas de gallos.

El artículo 665 del código civil que define bienes muebles o personales. Por primera vez en Colombia, se declara en una ley que los animales no son simples bienes. Un nuevo párrafo del artículo 665 establece que todos los animales son seres sensibles. 

Por lo tanto, en la  Ley 1774, se establece que los animales recibirán protección especial contra el sufrimiento y el dolor y enfatiza que recibirán tales protecciones especialmente cuando el daño provenga directa o indirectamente de los humanos, al mismo tiempo que modifica el Código Penal, que tipifica la crueldad hacia los animales como punible y crea procedimientos penales y judiciales especiales para hacer cumplir el deber de protección de los animales.

El artículo 3 de la ley,  establece las cinco Libertades bajo el principio de bienestar animal: La libertad de no tener hambre ni sed, libertad de la incomodidad, del dolor, lesiones o enfermedades, libertad de expresión  de un comportamiento normal.

Libertad de temor y angustia, asegurando condiciones y tratamientos que eviten el sufrimiento mental.

También establece el principio de la protección de los animales y la solidaridad social, donde ordena que el gobierno y la sociedad protejan a los animales, especialmente en aquellas situaciones en las que su vida o su salud están amenazadas.

La Ley 1774 agrega al Código Penal el título de los delitos contra los animales, con un capítulo denominado “De los delitos contra la vida, la integridad física y emocional de los animales”. 

Este título contiene las penas por incurrir en crueldad animal y las acciones que constituyen crueldad animal agravada. Confiere a los jueces penales municipales la facultad de conocer los casos de crueldad contra los animales, y a los alcaldes y a la policía la de conocer las denuncias por maltrato a los animales.

El artículo 8 de la Ley 1774, autoriza las aprehensiones preventivas sin orden judicial. Las aprehensiones sin orden judicial por parte de las autoridades se permiten cuando hay conocimiento o indicios de que un animal está siendo maltratado o descuidado. Dichas autoridades deben actuar dentro de las 24 horas siguientes a la presentación de una denuncia por maltrato animal.

¿Cuáles son las Leyes de protección de los animales salvajes?

Protección de la vida salvaje en Colombia

La constitución colombiana no reconoce los derechos de los animales. La Ley 84 de 1989 estipula un estatuto para proteger a los animales, con la excepción de las corridas de toros y las peleas de gallos, que se consideran parte de la cultura de Colombia.

Operando en los bosques colombianos y cruzando discretamente las fronteras se encuentran traficantes de un bien exótico y patrimonio de Colombia, como lo es la vida salvaje,  generando millones de dólares al año en ganancias ilícitas, por la extracción de la vida silvestre.

Como uno de los países más biodiversos del mundo, los animales deseables de Colombia, como las tortugas, iguanas, tiburones, monos y pájaros, tienen un paralelo en pocos mercados. 

La industria tiene un valor nacional de hasta 17 millones de dólares anuales, según la Unidad de Rescate y Rehabilitación de Animales Silvestres, una ONG colombiana. La magnitud de la industria del tráfico ilegal de fauna silvestre en Colombia sólo es superada por el tráfico de drogas, armas y personas. 

Debido a la gravedad del problema, se ha desviado la atención de la necesidad de dedicar el tiempo y los recursos necesarios para vigilar eficazmente el tráfico ilícito de fauna silvestre. Entre las principales esferas que deben considerarse figuran la demanda y los métodos de tráfico, las preocupaciones y respuestas en materia de políticas, la tasa de progreso en la reducción del tráfico de vida silvestre y el estado de la protección de la vida silvestre en tiempos por venir.

Leyes internacionales de protección de los Animales Salvajes

La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) es un acuerdo internacional entre gobiernos que establece la protección de más de 35.000 especies de plantas y animales en el ámbito del comercio internacional de vida silvestre. La CITES tiene actualmente 183 miembros.

La Convención sobre las Especies Migratorias (CMS) es un tratado ambiental internacional firmado bajo el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) que actúa como una plataforma global para la conservación y el uso sostenible de los animales migratorios y sus hábitats. La CMS cuenta actualmente con más de 120 miembros.

El Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) tiene por objeto mejorar la conservación de la diversidad biológica y la utilización sostenible de los recursos de la Tierra. El CDB tiene actualmente 196 paises miembros.

La Convención relativa a los humedales de importancia internacional especialmente como hábitat de aves acuáticas (Convención de Ramsar) proporciona el marco para la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos. La Convención de Ramsar cuenta actualmente con 169 partes contratantes.

La Convención de la UNESCO relativa a la protección del patrimonio mundial cultural y natural tiene por objeto proteger el patrimonio natural y cultural mediante la protección de los sitios del patrimonio mundial. La Convención cuenta actualmente con 193 paises miembros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *